Unas niñas tocaron esta pieza a cuatro manos en clase de música. A sus compañeros les gustó mucho. Aquí les ofrecemos una versión para piano y flauta dulce de la danza Tamboril chino de Vicenzo Billi.