Hasta ahora decíamos que las manos era un instrumento corporal de percusión. Pero algo más sospechábamos. En este vídeo se demuestra que también pueden ser un instrumento de... viento.  Escuchen y vean...