En este vídeo podrán presenciar una particular cadencia de un concierto de violín de Mozart. La verdad es que al principio quedas un poco desconcertado, pero no deja de ser divertido y, desde luego, menudo sorpresón para los asistentes al concierto.